2014 será el año de la Protección del Usuario de Internet

lopd

ojo-con-tus-datos

El mundo está lleno de opinólogos y columnistas. Son personas cuyos escritos que van más allá de un simple artículo periodístico o editorial, ya que en ellos tratan de explicar cómo ven ellos el mundo futuro de lo que escriben y son seguidos por cientos de miles de personas.

Si nos damos una vuelta por el universo informático, preguntando a los expertos y opinólogos cómo será el mundo de internet en 2014 y en 2015 cada uno da su visión con mayor o menor fantasía, con mayor o menor acierto (eso se verá después) pero en todos ellos hay una coincidencia: 2014 será el año de la Protección del Usuario.

Será el año en el que el usuario de Internet tome conciencia de cuáles son sus derechos y sus deberes, será el año del “no todo vale en internet”, porque se tomará especial interés en la precaución por saber para qué se están utilizando explícitamente los datos personales facilitados a una determinada empresa, o página web.

 

El Año de la Protección de datos.

Hoy día todos tenemos en mente y súper asumido que para compra un producto tenemos que dar nuestros datos personales. Entre otras cosas para que nos hagan una factura, nos puedan enviar el pedido. Pero ¿Dónde van a parar esos datos?

2014 será el año que todos exijamos a los distintos portales de internet, así como a las empresas que no operan en la gran nube, que nos expliquen qué van a hacer con nuestros datos, y aquellos que no lo hagan denunciarlos, y aquellos que no cumplan con lo que dice, también denunciarlos.

Los Derechos Arco de forma telemática

Cada usuario, cuyos datos se encuentran en un fichero comunicado a la Agencia Española de Protección de datos, sabe que tiene una serie de derechos fundamentales, entre ellos:

Acceso

Rectificación

Cancelación

Oposición.

Son los llamados derechos ARCO y los dos últimos forman el Derecho al Olvido. Y es que cualquier usuario debe tener el derecho a solicitar y que se acepte (siempre y cuando no dependa de ninguna otra ley), que esos datos sean eliminados del fichero. Esto es un problema grave ya que a veces esto se convierte en una UTOPIA. Existen miles de personas que ven como su nombre en Internet está ligado, por error o no, a una serie de adjetivos o informaciones que le resultan un perjuicio constante para su vida.

Por ejemplo: Alguien que tras su nombre pone la palabra estafa, o moroso. Por un artículo que publicaron en su día en un periódico junto a otro que hablaba de estafas y al digitalizar la hemeroteca google ha mezclado palabras. La única forma que hay ahora del derecho al olvido con el gran buscador es invertir mucho dinero en demandas en sus propios fueros, ya que la justicia española, en algunos casos no se ha mostrado competente para impartir la debida justicia.

Actualmente la forma de ejercer esos derechos es a través de formularios pero no hay formatos telemáticos para poder ejercer nuestros derechos. La mayoría se ha inventado lo de (si quieres darte de baja envía un correo a la dirección….) pero no es correcto, no debería hacerse así.

NoksolLOPD que es un software de Protección de datos por ejemplo si que contempla este ejercicio de derechos de forma telemática y automatizada. Es un paso que más de uno (AGEPD) debería tomar nota de cara a la modernización de las denuncias o incidencias.

 

Una Experiencia Doble de vulneración de la Ley.

Cuando hace algún tiempo estaba en lo que ahora llaman “Busqueda Activa de Empleo”, aunque yo sigo llamándole Paro, recibía todos los días alertas para posibles ofertas de trabajo. La mayoría de ellas el trabajo era como autónomo, sin alta en la seguridad social y sin nada. Pero hubo una que me llamó especial atención:

  • Se busca Responsable de Marketing.
  • Horario: 8:00 – 15:00
  • Salario: 1.400€.

Me llamó la atención por el tipo de horario, y tras apuntarme a la oferta, me llaman citándome a una entrevista de trabajo, y no me dan muchas más explicaciones. Cuando llego a la cita, veo que hay gente delante de mí y comienzo a olerme algo. Me hacen rellenar un papel, con todos mis datos personales, incluso solicitándome datos de carácter personal de nivel medio. Cual es mi sorpresa que era una empresa “Con todos los respetos para los que trabajan en ella”, donde van de casa en casa regalando productos y vendiendo otros tantos. El horario era de Todo el día, salario base de 800.000, alta en la seguridad social pero sólo a partir del tercer mes, es decir que los tres primeros estaría con un contrato mercantil, o de Autónomo pero sin serlo. Tras ver el engaño, me intereso por la hoja que he firmado, porque me estuvieron haciendo preguntas sobre mi persona, haciéndome un estudio de personalidad, lo que estaría catalogado y dentro de un fichero con nivel medio de seguridad. Sobre todo porque en el papel que he rellenado mis datos, no ponía ninguna cláusula de protección de datos, ni política de privacidad. Y cuando le pregunto que para qué son esos datos lo único que me dicen es que eso es un documento interno, y que no me pueden revelar nada. Que si no quiero dar los datos pues no hago la entrevista y punto.  Estuve dudando si denunciar el caso a la Agencia Española de Protección de datos o a Inspección de Trabajo por el engaño. Finalmente decidí no hacer nada, algo poco propio en mí, pero es que tenían cara de pringaillos y les podía caer la del pulpo.

 

En definitiva creo que la seguridad informática tiene huecos extremadamente importantes, y desde 1999 que es la ley que regula la protección de datos, ya ha llovido un poquito. Entiendo que la actual Ley es Obsoleta y que hay necesidad de modernizarla, pero de eso ya se encargará la nueva Directiva Europea, donde la comisaria competente se comprometió a Tener la ley comunitaria de Protección de Datos aprobada antes de terminar su legislatura (Abril de 2014). Por tanto habrá noticias nuevas en 2014.

2 comentarios
  1. Patricio
    Patricio Dice:

    Yo también pienso que será lo más importante, por lo menos para mi. Cuando te pones a ver cosas que pasan a amigos es una pasada. Gracias por el artículo Antonio. Un placer seguirte.

    Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*